divendres, 16 de desembre de 2016

El bar de las grandes esperanzas:

Everybody's gonna love today!
Cuanto tiempo :'( He estado desaparecida, lo sé, pero supongo que ya os imagináis por que ¿no? Pues sí, por los estudios xd Pero ahora se acercan vacaciones y pretendo volver con la rutina aunque solo sea durante un tiempo... Intentaré hacer entradas durante las vacaciones para ir publicándolas durante el trimestre que viene, pero no prometo nada...
Han pasado muchísimas cosas des de la última vez que escribí y mi intención es hablar de todo esto durante las vacaciones. Como siempre, haré entradas de libros, películas, música, algún tag, opiniones...vamos lo de siempre. 
Bueno, para empezar con la rutina había pensado que sería buena idea hacer una reseña, ya que hay muchos libros de los que quiero hablar ^^
Hoy os traigo la reseña de El bar de las grandes esperanzas una novela que quería leer des de hace mucho tiempo.

Resultat d'imatges de el bar de las grandes esperanzas
Autor: J.R. Moehringer.
Páginas: 480.
Editorial: Duomo editorial.
Precio: 19.80 €
J.R. creció con su madre, pues su padre lo abandonó antes de que pronunciara su primera palabra. Pero J.R. sabe quién es: un DJ de Nueva York que tiene un programa de radio que él escucha con devoción, hasta el día en que su voz sale del aire y J.R. se queda sin nadie a quien escuchar.
Encontrará entonces refugio en el amor de su madre y en el Dickens, el bar de su barrio, un sitio donde poetas, policías, apostadores, boxeadores y estrellas de cine tienen una historia que contar. Conmovedor y emocionante, firmado por un premio Pulitzer, El bar de las grandes esperanzas es un libro hermoso que puede leerse como una novela de aprendizaje o como una historia apasionadamente sincera y real.



------------------------------------------------Opinión personal------------------------------------------------
La primera vez que vi este libro ya me quedé prendada de él. Los que ya hace mucho tiempo que me seguís sabréis que me encanta Grandes Esparanzas (los que no, ya lo sabéis ), así que cuando leí el título por primera vez no pude evitar sentir un flechazo. Estuve mucho tiempo detrás de este libro, hasta que, finalmente, me hice con él hace unos meses.
El libro está escrito por el periodista estadounidense J.R. Moehringer y nos cuenta ni más ni menos que su historia, des de la infancia, hasta los 20 y algo años. Así que podríamos decir, que la novela se trata de una biografía, lo que la hace muy curiosa.
No estoy acostumbrada a leer novelas de "no ficcion" (con esto no quiero decir que todo lo que aparezca en la novela sea real, no lo sé, no he estado allí xd) y como tampoco me fío de los libros inspirados en "hechos reales" (¿y que no está inspirado en hechos reales?) para mí esto ha sido una novedad.
El libro, de principio a fin, es una obra de arte: es entrañable, duro, soñador, y muy pero que muy tierno. El protagonista, tiene sus muchos errores durante la novela y a veces he sentido ganas de gritarle y decirle "¡No!¡No lo hagas!" pero eso me encanta, porque lo hace ver más humano y refleja aún más que se trata de una historia real. Sin embargo, también tiene sus logros los que se le tienen que reconocer, llega a puntos extraordinarios a pesar de su infancia complicada, de su educación limitada y su mayor problema: su nombre, el cual esconde una dolorosa verdad.
-¿Como se llama el niño? -preguntó el psiquiatra (...)
-JR. -Dijo mi madre.
-Su nombre completo.
-JR.
-Pero esas son las iniciales, ¿no?
-No.
Pero si tengo que elegir lo que más me ha gustado de la novela es la importancia que le da a las letras, a las palabras y a las historias de las personas. Solo hace falta ver el nombre del bar: Dickens. J.R. se refugia en el bar buscando la figura paterna que le ha faltado, buscando un modelo a seguir que le enseñe a ser "un buen hombre" y se encuentra con que lo que hace que los hombres del bar sean tan especiales son las letras, de hecho, hasta el momento que J.R. no demuestra ser bueno con las palabras, los hombres no lo tratan como uno más, solo como un niño; pero el día que lo demuestra, pasa a ser un hombre más del bar.
-Tío Charlie.-dije.-¿Cómo es que Steve le puso Dickens de nombre al bar?
-Porque Dickens fue un gran escritor.
-¿Y por qué era tan bueno?
-Escribía sobre la gente.
Lo que me ha enseñado este libro es que todas las historias de todas las personas pueden ser auténticas obras de arte. A veces, nos inundamos en la fantasía, en cosas que no existen (no digo que eso me parezca mal, soy la primera que le encanta usar la imaginación) pero a veces, la realidad puede ser más extraordinaria, más bella y más maravillosa que la ficción.
Yo, nunca he sido capaz de escribir un diario, por distintas razones: primero, me da pereza escribir sobre cosas que yo he vivido, no siento la motivación suficiente y segundo pero no menos importante, es que no soy capaz de ser del todo sincera, no quiero dejar escritas en un papel las cosas que me han pasado de verdad, lo que he pensado, lo que he sentido pero tampoco quiero contar mentiras sobre mi vida, así que siempre que empiezo un diario termino dejándolo el segundo día. Por eso, para mí, lo que ha hecho este hombre es de mucha admiración, no es fácil admitir muchas cosas que él ha reflejado con tinta y papel.
Os animo a darle una oportunidad, para mí ha sido como descubrir una joya. 

Don't be lasagna!
Lluna.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada